En Cali rodarán 21 buses a gas natural en el MIO

 

  • A mediados de 2019 la flota comenzará a circular por las calles de la capital del Valle.
  • El GNV reduce la emisión de material particulado en un 98%.
  • Tupal, sistema de transporte en Palmira, experiencia exitosa.

A mediados del presente año, 21 buses a gas natural se sumarán a la flota del sistema de transporte masivo MIO.

La entrada en operación de estos vehículos pone a Cali a la vanguardia en el uso de tecnologías limpias en sistemas de transporte masivo, como en otras ciudades del país, contribuyendo a la mejora de la calidad del aire y a la salud de los caleños.

En Bogotá, por ejemplo, se tomó la decisión de incluir 740 buses a gas natural de un total de 1.400, más del 50% de la flota. Medellín tomó la decisión de migrar a tecnologías limpias con gas natural desde el 2011, mientras Transcaribe es el sistema de transporte más limpio de Sudamérica con más de 200 vehículos a gas natural y con una operación exitosa desde 2016.

La entrada en operación de los 21 buses a gas natural es posible gracias al trabajo conjunto entre GdO, Gases de Occidente, y la empresa Blanco y Negro, demostrando así el interés y compromiso del sector empresarial para aportar al desarrollo y sostenibilidad de la ciudad.

A esta nueva flota de buses a gas natural para el MIO se suma la experiencia de Tupal, en Palmira, donde, desde el año 2015, está en operación el sistema de transporte de pasajeros con vehículos dedicados a gas natural, contribuyendo así a la reducción de la contaminación auditiva y mejoramiento de la calidad del aire.

Los 50 buses dedicados (fabricados con motores a gas natural) que funcionan hoy en la Villa de las Palmas y con rendimientos eficientes más allá de los esperados, han demostrado que el gas natural es el combustible ideal para los sistemas de transporte, permitiendo al transeúnte cotidiano disfrutar de espacios urbanos más tranquilos y limpios.

Los costos de operación de buses o camiones con motores dedicados a gas natural son inferiores frente al uso de otros combustibles. Se estiman ahorros superiores al 20% frente a la gasolina y al diésel. Así mismo, hay otros beneficios considerables como la menor emisión de material particulado en un 98%.

GNV Y MEDIO AMBIENTE

El gas natural vehicular constituye una de las alternativas más importantes para mitigar los problemas de salud pública asociados con la contaminación del aire en ciudades como Cali, donde el 9,5% del total de las muertes que se presentan son atribuidas a la contaminación del aire urbano. Esto equivale a que 1.317 caleños fallecieron por enfermedades relacionadas por esta causa en el año 2015. Fuente: Departamento de Planeación Nacional, DNP, que presenta los costos por muertes y enfermedades asociadas a la degradación ambiental en el país. 2015).

Los costos totales en la salud, asociados a la degradación ambiental, en la capital del Valle, ascienden a $1,7 billones, equivalentes al 5,6 % del Producto Interno Bruto (PIB) de la ciudad. Fuente: DNP 2017.

Las condiciones están dadas para que los pliegos de licitación del MIO utilicen tecnologías limpias, maximizando el número de vehículos que operan con gas natural. Esta ventaja le brindaría a Cali la posibilidad de contar con un sistema de transporte más eficiente y limpio. El gas natural ha demostrado su experiencia con vehículos de pasajeros, de carga, livianos, dedicados y compactadores de basura en Colombia y el mundo.

“La visión conjunta que debemos construir para tener una ciudad con una excelente calidad del aire, parte del uso de combustibles limpios como el gas natural y de seguir lineamientos como los establecidos en la Política de Prevención y Control de la Contaminación del Aire del Documento Conpes 2018, que abordó temas estratégicos como la modernización del transporte, la gestión del riesgo por contaminación del aire, el mejoramiento de la calidad de los combustibles con la reducción del contenido de azufre en el diésel y la gasolina y el estímulo del transporte público masivo con energías limpias como el gas natural”, sostiene Mauricio Ramírez Terrassa, Gerente General de GdO.

Cabe anotar que el uso de combustibles como la gasolina y el diésel libera material particulado, monóxido de carbono (CO), óxidos de nitrógeno (NOx), gases de efecto invernadero, sustancias carcinogénicas y metales pesados, entre otros.

(Fuente: Agencia Europea Ambiental, 2016).

EL MERCADO DE GNV

El mercado de gas natural vehicular en el Valle del Cauca es uno de los más dinámicos del país. En los últimos tres años se han presentado 3.800 conversiones por año y en promedio un consumo de 101 millones M3, mientras en el 2017 llegaron a la Zona Franca del Pacífico vehículos productivos a gas natural que operarán en las principales rutas de Colombia y, además, se fortaleció el transporte de pasajeros con Tupal en Palmira y rutas intermunicipales.

De acuerdo con Naturgas, en 2019 serán más de 2.000 los vehículos dedicados a gas natural en el país, principalmente para el transporte masivo de pasajeros, pero poco a poco con la ampliación de la oferta de diferentes marcas en Colombia, la cifra comienza a crecer por cuenta de los vehículos de transporte de carga.

GdO, Gases de Occidente, continuará desarrollando el mercado de movilidad a gas natural gracias a las ventajas que ofrece este combustible, no sólo por ser amigable con el medio ambiente y mejorar las condiciones de salud de la ciudad, sino por los beneficios económicos.